Make your own free website on Tripod.com

"Ricardo Balbín no escribió libros, no gobernó; su obra se encuentra regada generosamente en miles de páginas de diarios, en cientos de miles de corazones que recogieron directamente de su voz, la semilla de su doctrina, expresadas en palabras siempre sencillas, siempre impregnadas de la emoción de quien transmite lo que cree. Una idea troncal nacida de la razón y servida con pasión, vertebró su conducta sin dobleces: la vigencia de la democracia que permitiera a los argentinos convivir en la discrepancia..." José Del Río.

EL PENSAMIENTO DE RICARDO BALBIN

N

"Para los radicales el pueblo no es algo que se mire, se valore y se proteja como exterioridad; el pueblo somos nosotros mismos, esa totalidad que sufre y sueña, que protagoniza su quehacer y su destino en cuya entraña sentimos, pensamos y vivimos, sin retacear problemas colectivos. Nunca aprendimos a trepar para contemplarlo desde arriba y dejarle caer frases tutelares, sentimientos de amparo y protección. El pueblo es para nosotros, sujeto de la contingencia creadora en cuyo nudo dramático estamos todos apretados, y no objeto de una terapéutica concebida desde observatorios, formulada desde gabinetes, engendrada, en suma, fuera de su matriz histórica. Lo que no haga el pueblo no se hará por él; lo que el pueblo no diga no se dirá por su cuenta..." (R. Balbín, declaración en Radio El Mundo, 15 de febrero de 1957)

"Un político es un ciudadano con vocación de bien público que pone algo de su tiempo y de su vida al servicio de la comunidad en que vive. Y lo hace para una convicción política que nace de la filosofía en que se enrola, a la que sirve con lealtad."

Sobre la Guerrilla Argentina anterior a 1976: "Con respecto a la guerrilla tenía razón el Che Guevara, que decía la guerrilla impera donde la democracia no existe, pero donde la democracia tiene vida, la guerrilla no entra. Y en nuestro país entró cuando estaba muerta la democracia." (BALBIN, Campaña presidencial de 1973)


Discurso de Ricardo Balbín, cuando lo expulsan de la Cámara de Diputados de la Nación, durante el primer gobierno peronista, el 29 / 9 / 1949.

Palabras del Dr. Ricardo Balbín, en el cementerio de la Recoleta, en el aniversario de la muerte de Honorio Pueyrredón, 1946.


"FORTALECER LA ESCUELA DE LA DEMOCRACIA"


"No importa que se diga que la política entra en las aulas. La política vigoriza al hombre para que sean levantadas las antorchas de los ideales.
La educación pública es una de las grandes preocupaciones del Partido. Este Congreso de Educación de la Unión Cívica Radical del Pueblo, resalta aún más ante la indiferencia oficial en la materia. Está declinando lo argentino. Ante la indiferencia de jóvenes y viejos, como un caer de brazos, se está entregando la economía del país. Los pueblos que caen en la indiferencia pierden sus ideales.
¿Fue acaso la opresión de años pasados, la que debilitó la altivez de los argentinos? .
Las Bases de Acción Política muestran claramente a un Partido que no está derrotado. Hay que fortalecer el sentido nacional. Cuando éste declina, el país económicamente cae en manos extrañas y la sociedad es víctima de extrañas ideologías. Por eso hay que levantar con vigor el futuro del hombre argentino en la fortaleza de su fe, porque no sólo tendrá que conservar, sino también recuperar lo perdido.
Propugnamos un sentido radical en la educación, que enseñe la libertad y la democracia. Lamento el soborno y el negocio fácil que es el ejemplo de estos tiempos. La Argentina será lo que está llamada a ser, pero para ello debe conducir la educación con sentido de superación y permanencia. Hay que vencer la docilidad, actuar con firmeza y cultivar las rebeldías.
Queremos fortalecer la escuela de la democracia. El niño tiene que aprender a conocer a su país y amarlo, entonces, cuando sea hombre, no tolerará el entreguismo. Quienes no saben recordar su pasado, no tienen derecho al porvenir .
Señores delegados: Los insto a actuar con vigor y valentía, sin temor a la crítica. Cumpliendo nuestro deber, no habremos alcanzado el gobierno de hoy, pero habremos hecho generaciones para el futuro."

RICARDO BALBIN, discurso del 13 de julio de 1961, ante el congreso Nacional de Educación, en la sede del Comité Nacional de la U.C.R.P.


"La democracia se fortalece en la discrepancia. Las unanimidades son caminos del totalitarismo." .... "Sin poder distribuido no hay Estado de Derecho, porque el Estado de Derecho necesita el control y está demostrado que el poder no controlado abre los caminos de la corrupción ... Decir que la Constitución no sirvió es justificar un poder ilegítimo. Hay que decir que la Constitución sirve siempre, que a veces no la cumplen, pero no es de ella la falla. Tenemos que buscar una sociedad que la respete, partidos políticos que la definan y que cada afiliado de un partido político argentino sea un vigilante de la Constitución, para que nada la ofenda..." RICARDO BALBIN, 1979...

RICARDO BALBIN en Villa Mercedes (San Luis) 1973

RICARDO BALBÍN y su esposa INDALIA PONZETTI DE BALBÍN, en un acto proselitista en Villa Mercedes (San Luis), junto a la rama femenina del radicalismo villamercedino, entre ellas Juana Olga Salinas de Cerutti.

"Radicalismo es democracia interna; fué, es y seguirá siendo lucha contra los monopolios capitalistas, contra todas las formas de privilegio; radicalismo es reforma agraria, educación popular, acción antiimperialista y reforma universitaria; es defensa y promoción de los derechos económicos de los trabajadores; es derecho de huelga y organización gremial; es salario real y asistencia social; radicalismo es justicia y libertad en todas sus expresiones; es defensa del patrimonio y soberanía nacional... "

(Ricardo Balbín, declaración en Radio El Mundo, 15 de febrero de 1957)


"El radicalismo no es una improvisación en el país, sino una consecuencia del país. Su larga historia, marca estos matices permanentes, porque es una filosofía que tiene todo lo necesario para adornar lo que se llama el estilo de vida democrático, y que además es coherente." (BALBIN, Reportaje en televisión, 6 - 2 - 74)

"El país esta derrumbado, está derrumbado el hombre en la Argentina. Hay en tu país hombres desvestidos, niños que comen cada tres días y gente que cree que el techo es el cielo, frente a una riqueza desarrollada sin control. Mientras tú tienes -muchacho argentino- la posibilidad de encontrar la solidaridad de tu ambiente, allá hay niños que mueren en la soledad, levantando una estadística de vergüenza en la Argentina. ... Esta es la Argentina, la de los dolores anchos y la de las jactancias estúpidas ..." RICARDO BALBÍN

"A los hombres del trabajo no los nombramos mucho, porque nos acostumbramos a verlos en la plaza de la República, y ahora saben todos los trabajadores que tienen en la Constitución los derechos sociales que la Unión Cívica Radical del Pueblo reglamentará en su legislación. Esos derechos ya no se moverán de la Constitución de los argentinos. En doce años se habló mucho de ellos, pero el Radicalismo los puso en la Constitución en poco tiempo; sacarlos ya es imposible..." RICARDO BALBÍN


"Porque siempre fuimos respetuosos de la ley, siempre descalificamos la violencia. Porque siempre creimos en la diálogo, rechazamos la subversión. Porque siempre confiamos en nuestras ideas, descartamos la guerrilla. Afirmamos reiteradamente que la violencia no era el camino de recuperación solidaria, ni de nuestra paz interior, ni del bienestar general. La cuestión no es que mate la represión o la guerrilla. La cuestión es que no mueran más los argentinos. Se trata de no matar. Creemos en Pablo VI que si buscamos la paz hay que defender la vida. Nos preocupa que la represión de la actividad subversiva no esté en manos de las fuerzas regulares. Los procedimientos anormales, de seguir acumulándose mostrarán un grave debilitamiento de la protección estatal del derecho a la vida. Debe hacerse eficaz el remedio judicial para sancionar a quienes lo desconocen. Asuman los organismos del estado la responsabilidad de las detenciones y otorguen a los detenidos las garantías del juicio. Ello obliga también a no confundir la represión antisubversiva con al persecución ideológica...." (BALBÍN firmante junto a Alfonsín, De la Rúa, Illia, Perette, León, Tróccoli, Angeloz, Marini, Martínez, Barrios Arrechea, Pugliese, y otros en 'Compromiso Nacional de la UCR', Periódico 'Adelante' dirigido por Ricardo Balbín, en junio de 1977.)


Ricardo Balbin y Miguel A. Cerutti

Ricardo Balbín y Miguel A. Cerutti, en Villa Mercedes (San Luis)

"He visto al país, y dice mi fé, que la instancia histórica servirá a la grandeza de la República. No en vano para el destino la revolución ha depositado en el seno del pueblo el instrumento para su propia realización. Sé y estoy seguro que el país estará a la altura del acontecimiento. Triunfos y derrotas.

Caseros permitió el 53, el 53 valió para más de un siglo. Pudo ser para más tiempo si en la Argentina no se hubiera alterado arteramente el rumbo de su mejoramiento y la consagración de sus permanentes ideales. El contenido histórico puede repetirse. Y sobre la victoria de la liberación, bien puede la Argentina instrumentar nuevsa etapas de largo aliento y de felices realizaciones.

Si Urquiza más que en Caseros triunfó en la Asamblea Constituyente de organizó al país, hagamos nosotros que esta revolución no anote para su éxito, éxito de sus armas, sino que señale para los tiempos en la ley fundamental éxito de la confraternidad de los argentinos.

La Asamblea del 53 escaló cumbres, para no andar en la pequeñez de los enconos. Y pudo así, sobre las más viejas y duras rivalidades, ganar un país para lo institucional. Sigamos el ejemplo, elevemos nuestras alas, y por sobre todo lo incomprendido de ayer, ganemos para la Nación en el hecho limpio de la Constituyente de la Paz, la convivencia feliz de los argentinos." (BALBÍN, Cierre de campaña electoral en Plaza Miserere, Bs. As., Elecciones para integrar la Honorable Convención Constituyente, 26 de julio de 1957)


"¿Porqué no convocan a unirnos en paz para el progreso común? "
"Juro que, a riesgo de todo, pondré seguridad en el país si se me elige presidente. Todos los esfuerzos para el trabajo requieren un país, y no la anarquía; requieren la convicción firme de que somos una soberanía auténtica, en la cual su presidente tenga la fuerza moral, como para mirar con la frente bien alta al continente.
Pusimos las coincidencias ante el país, como una importante novedad. Les tocó ganar a los otros, y aplaudimos, pero tenían una trampa interna que volteó a un presidente y perjudicó al país, y yo me pregunto quién vale más: si quienes teniendo todo le dieron al país la anarquía o quienes desde la minoría ofrecieron la paz y la convivencia. Yo les digo a todos que tengan confianza en la República. Hay un partido, el Radicalismo, que jamás pierde su rumbo.
Quiero a toda la juventud de la República, porque es la que tiene el porvenir. Lucho por ella porque es el instrumento del futuro. La quiero en paz, construyendo, y no en la guerra que destruye. Yo sé, que cuando los padres entierran a sus hijos, es señal que el país está detenido.
Dejen de lado la violencia, ustedes me entienden. Si se quieren matar entre ellos, que se maten, pero no cobren vidas de quienes tienen la sagrada misión de reconstruir al país."

RICARDO BALBÍN. Fragmento de discurso del 20 de septiembre de 1973, acto público en el Teatro Astral, campaña elecciones presidenciales.



"Si cada uno hace un balance de lo que fue, esta sería la mesa de la discrepancia. Cada uno ya libró su combate. Cada uno hizo lo que pudo en su momento. Debemos ser capaces de comprender lo que cada uno hizo bien y lo que cada uno hizo mal. A esta altura de los acontecimientos, ya no queda espacio para equivocarse. En este profundo instante argentino ninguno tiene margen para el error. El error de hoy sería la catástrofe de mañana.
He puesto toda mi voluntad en colaborar con las soluciones, porque quiero vivir para adelante y realizar para adelante. Hemos dejado el pasado atrás, al servicio de un pensamiento superior. Nada haremos para provocar un error, y haremos todo lo que contribuya para llegar a realizaciones felices .
Discrepar es la base de la democracia, pero de una vez por todas debemos conjugar la libertad con la paz y la justicia. El Radicalismo tiene vocación patriótica y está en favor de lograr la unión nacional sobre la base de las coincidencias.
Yo tendría muchas cosas que decir, pero las voy a silenciar, porque quiero mirar hacia adelante. Aquí hay hombres de todas las tendencias políticas, que quieren sin duda un país de libertad, paz y justicia, que no dudo lograremos conjugar. Vamos entonces hacia el esfuerzo decisivo. Pero tengo que hacer un reclamo. No son como se dijo aquí dieciocho años de injusticia, porque hubo dos años y medio para la historia de la civilización política Argentina, que no se pueden colocar en una suma de ligerezas, porque el pueblo tuvo justicia, libertad y paz. Se ha hablado también de un plan trienal. Yo pido a quienes gobiernan que no olviden el plan de desarrollo que dejó el gobierno en 1966, porque es un compendio de talento y grandeza. Un plan que si no lo hubieran interrumpido, lo hubiéramos entregado en el plano de la civilidad a quien es hoy titular del Poder Ejecutivo.
Amigos: las coincidencias están dadas. Con este símbolo de la paz que he tenido la oportunidad de recibir, levanto mi copa para brindar por el país y la felicidad de su futuro".

RICARDO BALBÍN, el
7 de noviembre de 1973. Peña El Ombú , en los salones del Plaza Hotel. Lo distinguen en la ocasión con El ombú de oro de la paz .


Ricardo Balbin en un acto político

ELECCIONES EN MISIONES (1975)

(Discurso de Balbín del 10 de abril de 1975; fuente: Carlos Giacobone, "Ricardo Balbín. Discursos')

Acto público en la esquina de Corrientes y Mitre, Posadas.

"La presencia en el acto de hombres y mujeres sin temores, de mujeres con sus hijos en brazos, están notificando al país que es preferible afianzar la libertad en el derecho de la democracia, que mandar ejércitos a luchar contra las guerrillas. La guerrilla no estará en la medida que los pueblos se pronuncien de esta manera. Se aventará el terrorismo y se pacificarán las mentes para comprender definitivamente, que en el camino de la democracia real, con un profundo sentido social, la paz reina y la justicia es el símbolo para todos.
Pienso que la participación de todos y cada uno, está fortaleciendo el edificio institucional del país. Alguno ganará, pero todos han servido. Este fue el lenguaje que nosotros iniciamos en el país antes de los procesos electorales. Dijimos una verdad que estamos cumpliendo y ha tenido sus consecuencias. Terminado el comicio alguien gana y alguien pierde, pero todos debemos ayudar porque el pueblo ya se ha pronunciado.
Toda la Nación está en queja. Todo el país se siente no consultado. No se ha acertado en la conducción. Debe rectificarse la conducción. Se dijo de todas las maneras, se explicó en todos los lugares. Podría decirse que la palabra interesada de un senador de un partido político o de un diputado, se pudo decir que era un documento de un parlido político, pero faltaba esto, esta presencia y esta noche para comprender que salen de abajo para arriba reclamos vigorosos de rectificaciones que necesita el país con urgencia, con decisiva urgencia. Porque de continuar de esta manera podemos llegar a situaciones irreparables y hay que evitarlas en nombre del país. Este no es el compromiso de una expresión política que estaba asomando, deberes nacionales obligan al conjunto a repensar cómo deben ser las ubicaciones y en qué medida se pueden obtener las rectificaciones. En nombre de esa lealtad yo les digo que estamos pasando momentos difíciles que se pueden transformar en consecuencias desgraciadas. No soy el augur de cosas que destrozan o angustian, pongo la verdad: aquí hay una queja profunda que está extendida en todo el país. ¿Cuál es el destino de la queja? O la consideramos a tiempo, rectificamos los rumbos, aliviamos circunstancias o la dejamos correr para que cada vez se vaya agudizando más la angustia, la desesperación y el desengaño.
Yo quisiera pasearlos de la mano por el país, a cada uno de los hombres jóvenes, viejos o maduros. Tomarlos de la mano y hacerles caminar por la dimensión de la Argentina. Acá se fueron enumerando los problemas de todas las regiones pero yo les puedo decir a ustedes, porque yo he visto en Santa Cruz que ya le están perdiendo fe a su tierra, porque ven que no es la naturaleza quien los derrota, sino el hombre que los aplasta.
Yo los llevaría al valle del río Negro donde un hombre me dijo a mí, a un hombre que era su amigo: 'no me digas que saque la fruta, no me digas que salve las instituciones, porque si yo arranco la fruta me fundo, y fue mi trabajo'. El ánimo de esa gente es el que tiene que considerar la Señora Presidente de la República.
Debe dejar de estar en los lugares cerrados, donde llegan los que se aprovechan, para que pase lo que dice nuestro candidato, la voz del pueblo y el pensamiento del pueblo y sobre todo, la sonrisa del pueblo. Entonces habría de comprender cuál es la magnitud de su responsabilidad.
Yo he lamentado mucho que mandara los colchones y las frazadas, que vinieran pensiones multiplicadas, que dineros que no sabemos de dónde salen se han repartido aquí -lo lamento por ella- que debe saber que es la Presidente del país y no la compradora de conciencias en Misiones.
Señores adversarios: los hijos de nosotros son también vuestros hijos. Cada uno de nosotros tiene ya la vida realizada, estamos más cerca de la nada que de la vida. ¿ Por qué no manejan esta responsabilidad? Porque el joven radical que se queja, es igual al joven peronista que se queja en silencio. y puede transformarse en un amargado, ayúdenlo, ayúdenlo. Levanten los potenciales de la fuerza moral de su provincia, que va a servir al país, va a ser necesario al país.
Si ganan los otros, será una victoria limpia, pero sería un peligro. Se emborracharían de poder los de allá. y entonces las cosas andarían peor en el país. Pueden desmejorarse definitivamente.
Queremos las instituciones y su permanencia. Estamos en contra de todos los golpes y de los golpeadores. Estamos hartos de dictadores y dictaduras. Queremos fortalecer el país, que vote el pueblo en 1977, todo el pueblo. Si aciertan ganarán, si pierden ganarán otros, pero marchará la República por el camino de la democracia, de la libertad y del derecho.
Este proceso electoral misionero es mucho más importante de lo que cada uno piensa. Porque a la provincia la está mirando el país, y el país quiere saber si puede recobrar la fuerza de la fe, la fortaleza de la democracia.
Jóvenes: cuando los países y sus pueblos bajan la guardia están esclavizadas las Repúblicas. Cuando se pierde la fe en sí mismo, cuando no se consideran las expresiones dadas por un pueblo, se bajan las guardias en su mayoría. Yentonces vienen las minorías torpes, los aventureros sucios que se apoderan de las escenas. Solamente ustedes jóvenes, pueden evitar todo esto. Pueden desde aquí con vuestra decisión levantar la fe del país de nuevo. Algunos dicen que si ganan los radicales en Misiones, será una isla. y yo les digo a ustedes que si gana el pueblo con los radicales, será un símbolo y no una isla.
Nos comprometemos a pasear vuestra victoria por todo el país. No les vamos a decir ganaron los radicales, les vamos a decir con lealtad, ganó el pueblo total de Misiones, la lucha de la reivindicación nacional. "

RICARDO BALBÍN


BALBIN EN LA REVISTA PANORAMA


El 9 de septiembre de 1977, los abogados y dirigentes radicales: Sergio Karakachoff y Domingo Alberto Teruggi, fueron secuestrados en La Plata. Veinticuatro horas después, aparecieron sus cadáveres, acribillados a balazos. Los asesinatos motivaron el discurso de Anselmo Marini, de Ricardo Balbín y del Colegio de abogados de La Plata. A continuación se transcribe el discurso de Balbín:

HAY QUE SABER QUIÉNES SON
(Declaración del doctor Ricardo Balbín)


"Cumplo con el deber inexcusable y la irrenunciable obligación de expresar la indignada protesta y requerir
el esclarecimiento de los hechos de los que resultaron víctimas en la ciudad de La Plata los jóvenes profesionales Dres. Sergio Karakachoff y Domingo Alberto Teruggi, el primero de los cuales integraba la H. Convención Nacional de la UCR la que definió el cambio en paz y la unión de los argentinos.
No hacerlo, importaría una complicidad con el silencio y serviría a la proliferación del miedo o la intimidación, que tanto perjudica y malogran la vida de los pueblos, Hay que saber el porqué y quiénes son, sancionar severamente y comprender que los enemigos del orden están en el frente oculto, pero también infiltrados en las filas de los mejor intencionados, a los que el país quiere servir con lealtad y sin impaciencias.
Nuestra protesta contra todas las formas de la violencia no es de ahora, sino que constituye una línea de conducta jamás quebrantada, cualquiera fueran las circunstancias que le tocara vivir a la República. Hemos sido los primeros en advertir al país contra las exteriorizaciones que se insinuaban, pagando los precios políticos que fueran, pero con la clara conciencia de estar sirviendo la causa de la unión en el marco de la convivencia pacífica.
Han ocurrido muchos hechos deplorables, producto de la irracionalidad y del desprecio por los derechos humanos, que caracteriza la acción de los violentos. En cada uno estuvimos con nuestra actitud condenatoria y reclamando siempre el total monopolio de la fuerza en manos de los organismos de seguridad, que deben ser los únicos, titulares de la preservación de la vida y de los derechos de la ciudadanía, así como que ellos, son lo que pueden encaral; con legitimidad, la represión de todas las formas que subviertan el orden jurídico.
El país aumenta su desconcierto en la medida que aparezca la impunidad de los grupos agresores, yel temor que generaliza y confunde son elementos negativos para la real recuperación de Argentina. Se necesita actuar con suma energía para evitar que estos hechos se sigan repitiendo y tennine esta siembra de odios que facilitará la descomposición social del país. La seguridad y la convivencia pacífica entre los argentinos, constituyen los máximos valores a custodiar por todos, cada uno en su propia responsabilidad, pero con la absoluta convicción que servimos las causas más nobles, como son la del hombre y la sociedad que lo integra.
Formulo esta declaración a título personal, con el único objeto de evitar interpretaciones o equivocados razonamientos que provoquen perjuicios. Ricardo Balbín."


"Para Ricardo Balbín el deber y el derecho eran hermanos e hijos de la libertad. Había en él un claro y consecuente concepto, como una permanente acción, por las libertades públicas, por los derechos subjetivos públicos, por los derechos y garantías de la Constitución, esto es, el resumen de derechos humanos. Pero, derecho y deber nacían juntos, crecían, se desarrollaban y morían al mismo tiempo. Esto explicaba un común denominador en su militancia. Buscaba el cambio de la democracia porque no era posible hacer una revolución para establecer la democracia en ese tiempo, pero sí debía establecerse la democracia para hacer la revolución." Eduardo Giorlandini : "Ricardo Balbín: radicalismo y república", Cámara de diputados de la Nación, 2001.

Raúl Alfonsín, Anselmo Marini y Ricardo Balbín


* El Cisma Radical: Frondizi - Balbín.

* Balbín, orador de la República.

Firma de Ricardo Balbin

Próximamente incorporaremos discursos inéditos de Ricardo Balbín.

Apelamos a todos aquellos que quieran colaborar con discursos o fotos de este líder que homenajeamos, nos hagan llegar sus datos a: matiasbailone@hotmail.com

Si quiere conseguir discursos inéditos de Ricardo Balbín, prolijamente restaurados con el mejor sonido, y grabados en dos cds de 80 minutos c/u, envíe un mail a: matiasbailone@ucr.org.ar

 

Material reunido y seleccionado por Matías Bailone

Agradecimiento a Fernando De la Rúa,a José Mellano y a Rafael Pascual.

2003, República Argentina