Make your own free website on Tripod.com

HONORIO PUEYRREDÓN


23 de septiembre de 1946.

Palabras del Dr. Ricardo Balbín, en el cementerio de la Recoleta, en el aniversario de la muerte de Honorio Pueyrredón.

Honorio Pueyrredon


"Vengo a traer la palabra de amistad de la Provincia de Buenos Aires. Venimos a este lugar a encontrarnos con nuestros muertos; con nuestros magníficos muertos, no porque ellos lo necesiten, no porque ellos precisen de nuestros homenajes ... venimos aquí porque nosotros los necesitamos. Somos nosotros los que sentimos la imperiosa necesidad de acercarnos a ellos para que nos muestren el derrotero a seguir.
Había hecho Pueyrredón de la amistad el culto de su vida. Se retiró de los puestos, cuando más lo necesitábamos en homenaje a su concepto sobre la amistad y hubo quienes supieron aprovechar de esa virtud del doctor Pueyrredon para ocupar puestos que no merecían y que a mal camino conducía. Ese fue el llamado "error de Pueyrredon", el error de ser leal en un clima de desleales.
Pueyrredón no necesita este acto, porque está en el corazón de todos los argentinos, pero existe necesidad de asistir a este acto para hablar íntimamente.
Voy a leer sus propias palabras, año 1934. Decía Pueyrredón: .'La Unión Cívica Radical es una fuerza espiritual; un estado de conciencia; radica en el alma del pueblo; el Radicalismo es hoy como lo fuera otrora una esperanza de redención social. Si llegáramos a defraudarle, si por falta de comprensión de sus hombres dirigentes no marcáramos en la acción futura de gobierno, rumbos y procedimientos nuevos que lleven la gran premisa de asegurar la mayor felicidad al mayor número; si no hemos de empeñarnos y crear un estado medio entre la riqueza y la miseria, de modo que el pobre tenga asegurado un mínimo de bienestar, con pan, escuela y trabajo, y el que lo ha conquistado viva libre del miedo de perderlo; si no hemos de hacer lo bastante, para no contemplar el espectáculo de ver levantarse a diario nuevas ciudades, en las que mientras el obrero con sus manos construye palacios, no asegura para su cabeza un solo techo, si no hemos de reivindicar el ideal de civilización moderna, de que el obrero sea el elemento esencial y el asociado de la industria; de que el hombre está primero que la máquina y primero que el producto, y que para una Nación fuerte hacer dinero es menos importante que formar hombres; si no hemos de hacer eso, días nebulosos podrán venir para la paz social de la República".
Esto lo dijo Pueyrredón en 1934 y sus palabras quedaron en un rincón, y digamos la verdad, nos apartamos de esa línea de conducta que nos trazó y hoy estamos pagando las consecuencias.
Los hombres jóvenes del partido saben que los muertos ya no dan nada, pero también saben que los muertos han dejado consignas y que esas consignas deben hacerse realidad en el país para ventura de la República. "

Dr. Ricardo Balbín.

Honorio Pueyrredón Dr. Honorio Pueyrredón (1876-1945).

Nació en San Pedro, Buenos Aires y murió en Buenos Aires.
Jurisconsulto, profesor universitario, líder político y diplomático.En 1896 se graduó en leyes en Buenos Aires, en cuya facultad ejerció la docencia. Participó activamente en la Unión Cívica Radical. Nombrado ministro de Agricultura (1916) por el presidente Yrigoyen y ministro de Relaciones Exteriores (1917-1922). Durante este último período fue jefe de la delegación argentina en la primera reunión de la Liga de las Naciones en Ginebra y se desempeñó como vicepresidente de su primera asamblea (1920). En 1922 fue designado embajador ante los Estados Unidos, ocupó también el cargo de embajador en Cuba y fue presidente de la delegación argentina a la Sexta Conferencia Panamericana celebrada en La Habana (1928).
En 1930 fue elegido gobernador de la provincia de Buenos Aires, pero las elecciones fueron impugnadas y finalmente anuladas por el presidente Uriburu. Continuó desplegando gran actividad en política y se lo consideró como el mejor representante de las tendencias yrigoyenistas. Exiliado a causa de estas opiniones.

Biografía extraída de: www.todo-argentina.net

"Evoco a Honorio Pueyrredón como a su ascendiente el Gral. Juan Martín de Pueyrredón, en el mismo idéntico afán, libertario; aquél con José de San Martín,.venciendo, allende mares y cordilleras, a los enemigos jurados qe la, libertad, emancipando medio continente y otorgándole fronteras soberanas a tres Repúblicas. ..; lo evoco a Honorio Pueyrredón afirmando la soberanía política de la República en la individualidad de sus soberanias ciudadanas; lo veo como al lado de San Martín al antecesor prócer; al lado de Hipólito Yrigoyen... haciendo aquéllos la Nación para los pueblos, haciendo éstos los pueblos para la Nación....y si a los ojos de algún escrupuloso historiador resultara leve aún el símil, evoco a Juan Martín de Pueyrredón dándole al concepto de la soberanía argentina contenido físico y espiritual, y a Honorio Pueyrredón dándole, en Ginebra, y para norma universal, razón y sentido jurídico-político inalienable. .. " Dr. Eduardo H. Bergalli, en 1946 al cumplirse un nuevo aniversario del 5 de abril de 1931, fecha que conmemora el triunfo radical de la fórmula 'Pueyrredón - Guido' para gobernador de la Provincia de Buenos Aires, a 8 meses del golpe del nefasto Uriburu el 6 de setiembre de 1930.

Don Honorio Pueyrredón, con José Tamborini, y otros correligionarios.

(Fotos extraídas del Instituto Yrigoyeneano)
Del Dr. Diego Barovero (archivo fotográfico personal).